Pequeño Comercio

Pequeño Comercio

Mejorar la competitividad y la confianza de los clientes son dos de los grandes objetivos de la Norma UNE 175001 de Calidad Comercial, con un enfoque absoluto a la satisfacción de las expectativas de los clientes.

Para la obtención de esta certificación, el comercio tiene que demostrar su compromiso con aspectos como la seguridad y accesibilidad, gestión de quejas y reclamaciones, competencia profesional, credibilidad, comprensión del cliente... Y también mostrar la adecuada capacidad en otros puntos como mobiliario, envases y embalajes, imagen o documentos de compra.

Los establecimientos comerciales han de realizar una a autoevaluación que, más tarde, es verificada por ACCM mediante herramientas de mystery shopping (personas en puntos de venta, petición de información por teléfono...)

La UNE 175001 se adapta a la mayoría de las actividades comerciales, existiendo también cuatro sectores con desarrollo propio de esta Norma: Carnicerías, Pescaderías, Ópticas y Floristerías.