ISO 39001: Pinceladas a pie de volante

Francisco_PazPor FRANCISCO PAZ. Presidente de la Federación Nacional de Profesores de Formación Vial. Presidente de la Asociación de Profesores de Formación Vial de la CCAA de Valencia. Presidente de la Asociación Valenciana de Seguridad Vial.“La seguridad vial está tan de moda que hasta la Norma se ha apuntado a ella”. Somos muchos los que creemos que la relación entre la Calidad y la Seguridad van siempre de la mano y que, invirtiendo en la una, la otra sale fortalecida. La ISO 39001 es un claro ejemplo de ello.El que esta Norma aparezca alegra y preocupa a la vez. Alegra porque, por fin, tenemos una herramienta en la que apoyarnos para eliminar la probabilidad de que los accidentes con resultado de muerte o con lesiones de gravedad se sigan produciendo en nuestras organizaciones. Y preocupa porque significa que la magnitud del problema de inseguridad vial ha adquirido unas dimensiones a nivel mundial del todo inasumibles.Si repasamos el histórico de las recomendaciones internacionales en relación a la Seguridad Vial, vemos como organismos como la OMS, la ONU, la OCDE, la Comisión Europea, el Banco Mundial, el BID y un largo etcétera muestran su preocupación y, a la vez, emplean todos sus recursos en intentar atajar una plaga equiparable a las mayores pandemias que haya sufrido nuestro planeta.Y ahora nos toca a nosotros, pequeñas personas, en lugares pequeños y haciendo cosas pequeñas, el poder cambiar la inercia de las calamidades. Para las empresas e instituciones que tengan, o puedan tener, influencia en la Seguridad Vial, el incorporar el Sistema de Gestión propuesto por la ISO 39001 a su organización no puede ser una opción, tiene que ser una necesidad. A no ser que todavía alguien dude de que el gasto que realiza una organización en prevención realmente no es un gasto como tal, sino que supone la mejor inversión que puede hacerse.¿Se imaginan que en los tiempos que corren pudiéramos: reducir gastos para obtener un producto mejor, obtener bonificaciones de nuestro sistema de cotización a la Seguridad Social, acceder a licitaciones y subvenciones, mejorar la imagen de la empresa, ser capaces de detectar los riesgos antes de que se transformen en desgracias, mejorar el clima laboral, aumentar la satisfacción de nuestros clientes, minimizar las consecuencias de un accidente una vez producido y, sobre todo, ahorrar sufrimiento innecesario por la pérdida de vidas humanas o por las secuelas de un accidente de tráfico?Bien, pues todo lo anterior es posible. La ISO 39001 nos lleva de la mano a través de indicadores, de factores de desempeño, y otros palabros que no son sino una forma, ordenada, documentada y evaluada, de construir las bases de una sólida apuesta por la Seguridad Vial.Los anteriores beneficios trascienden a la movilidad en general ya que repercuten en los flujos y en la seguridad del tráfico; y no hay que olvidar que el tráfico es como una gran sinfonía: si uno desafina, el resultado es un desastre. Cuanto menor sea el número de conductores que desafinen, antes conseguiremos la armonía que todos deseamos.ISO 39001, gracias por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *